Mitología de Chiloé

Tentenvilú y Caicaivilú

Divinidades que representan el bien y el mal para el hombre, respectivamente. La leyenda relata la creación del archipiélago de Chiloé; de acuerdo a ésta, hace milenios Chiloé formaba parte del continente, cuando apareció Caicaivilú, serpiente del mar y enemiga de la vida terrestre, que inundó todo el territorio, amenazando toda la vida existente. Sin embargo, se hizo presente la serpiente del bien, deidad de la fecundidad y fuerza creadora de la vida animal, es Tentenvilú. Ella ayuda a los chilotes a trepar los cerros y a salvarse. Esta lucha dura por muchos años, en los cuales la serpiente del bien debe elevar el nivel de los cerros que sobresalían del mar, quedando extensos valles bajo el mar y los cerros convertidos en multiples y hermosas islas. En cuanto a su morfología, se dice que Tentenvilú tenía forma de culebra y Caicaivilú era mitad caballo mitad culebra

Trauco


Una especie de duende, de escasa talla, no más de 80 cms. de estatura, de aspecto estrafalario y horripilante, vestido en ropaje de quilineja habita en las profundidades del bosque. Poseedor de extraordinaria fuerza, siempre lleva consigo una pequeña hacha. Es capaz de torcer a los hombres sólo con su aliento; pero en las mujeres es capaz de despertar irresistible atracción y llegar a entregarse a él sin vacilaciones. Aquellas que logran resistirse sufren permanentes sueños eróticos. Al Trauco se le suele responsabilizar de muchos embarazos de mujeres solteras de sectores rurales de Chiloé.


Basilisco


Ser que tiene cuerpo de culebra y cresta de gallo, nacido de un huevo de gallina vieja o gallo colorado; habita en cuevas invisibles que hace debajo de las casas. El basilisco se alimenta de saliva y flemas de los moradores de la casa. A consecuencia de esto, los habitantes empiezan a secarse y mueren. Solía ser una explicación al agravamiento de enfermos de tuberculosis y asmáticos.

Invunche


Portero de la cueva de los brujos. Se le describe como un ser deforme que ha sido atrofiado desde guagua(bebé), descoyuntándole la cabeza hacia atrás y pegándole una pierna al espinazo(espalda). Otras versiones señalan al estado primitivo del Invunche como un niño normal que fue regalado a la colectividad brujeril para ser destinado como portero. Este personaje no habla, emite sonidos guturales y alaridos terroríficos que causan pavor a quienes lo escuchan. Se alimenta de carne humana que le proporcionan los brujos.

La Voladora


Mujer bruja que tiene la facultad de transformarse en pájaro (Garza, bauda, cotuta). Para transformarse en pájaro y alivianarse vomita sus intestinos en una fuente. Es la mensajera de los brujos. Sin embargo, si al terminar su trabajo no encuentra sus vísceras, porque algún animal se los hubiere comido, esta mujer no puede recuperar su forma original y queda convertida en pájaro para toda su vida.


Brujos


Son hechiceros que habitualmente causan el mal. Pueden volar con su chaleco llamado "Macuñ" y que se confecciona con la piel del pecho de un cadáver. Disponen de gran poder mental. Pueden provocar enfermedades y todo tipo de maleficios, incluso a distancia, utilizando la "Rociada" y el mal "Tirado". Se congregan en la cueva cuidada por el "Invunche". Se indica que ésta se encuentra en los alrededores de Quicaví. Los brujos pueden convertirse en diversos animales. Se les llama también "Pelapechos".

El Caballo Marino


Verdadero caballo, que se diferencia de éste por su tamaño (12 varas de largo por 4 de alto), pueden cabalgar sobre él hasta 12 brujos; vive en las profundidades del mar desde donde es llamado por los brujos con un silbido especial. Es utilizado por los brujos para trasladarse al Caleuche, o de una Isla a otra.

La Pincoya


Diosa de la fertilidad de las playas y el mar, de extraordinaria belleza, baila desnuda a la orilla del mar, sobre las olas, en noches de luna llena. Cuando lo hace mirando hacia la costa augura abundancia de peces y mariscos, de lo contrario habría escasez.


La Sirena


Ninfas mitológicas de tradición europea que los chilotes dicen observarlas en las rocas adentradas en el mar. Se diferencian de la Pincoya, pues poseen cola de pez.

El Caleuche


Este es un barco fantasma, utilizado por los brujos. Puede navegar tanto en la superficie como bajo las aguas y a velocidades inconcebibles. Se puede transformar en tronco de árbol, roca negra, o se hace invisible. Aparece en las noches cuando hay neblina, profusamente iluminado. La tripulación (brujos), valiéndose de cautivadoras melodías atraen y subyugan a los incautos navegantes isleños enlesándolos (haciéndoles perder la razón) y poniéndolos a sus servicios. Se dice que su tripulación se dedica al contrabando, surtiendo de mercadería a aquellos comerciantes con los cuales ha celebrado pactos.


El Camahueto


Especie de ternero unicornio, nace de los pantanos y siendo ya grande se traslada a vivir en el mar, dejando destrucción a su paso. Este puede ser capturado con cuerdas de sargazo (huiro) por un brujo. Las raspaduras de su cuerno entregan fuerza y vigor sobrenatural, llegando a devolver la potencia sexual de los hombres que las ingiere.

Cuchivilu


Animal mitad cerdo, mitad culebra. Vive en el fango de los esteros y destruye los corrales de pesca. Bajo el agua grita, anunciando corta vida a quien lo escucha.

La Fiura


Se dice que es la mujer del Trauco; se trata de una mujer de excesiva fealdad y repugnancia que tuerce e idiotiza a los humanos con su aliento y mirada; se viste siempre con un vestido color rojo; vive en los bosques y pantanos.





ILUSTRACIONES: obtenidas de "Chiloé Mágico", de Dinko Pavlov y Juan Carlos Cárdenas; y de la publicación "Chiloé, Mundo Fantástico" de la Dir. de Bibliotecas, Archivos y Museos.



Menu Link